Meditar un camino hacia la autoestima positiva

¿Te has preguntado por qué la autoestima positiva es algo tan normal y natural para algunas personas, mientras que tú luchas a diario con sentimientos de inferioridad y duda de ti mismo? Una  herramienta para lograr una mayor sensación de confianza y autoestima positiva puede ser tan sencilla como cambiar tu forma de hablar de ti mismo, ya que tu baja autoestima no es más que una percepción personal producida por la constante conversación negativa sobre sí mismo.

Los pensamientos y las palabras que circulan por nuestra mente cada día tienen un poderoso efecto sobre nuestra autoestima. Por ejemplo, cuando una persona constantemente pone en duda su capacidad en una situación dada, pronunciando frases como “yo no soy lo suficientemente bueno”, “yo no soy lo suficientemente inteligente o lo suficientemente digno”, realmente comenzará a creer que es verdad. Sin darte cuenta, puedes estar saboteando tus posibilidades de éxito y la realización personal antes de que incluso tengas la oportunidad de probar.

La Autoestima Positiva y la Meditación

Una forma de combatir el problema del diálogo interno negativo y promover la autoestima positiva es a través de la meditación.

La meditación, ayuda a aliviar el estrés, la depresión, la ansiedad, también es muy útil para aliviar los problemas emocionales de la vida cotidiana. Esta es una técnica de relajación en la cual la persona que lo practica intenta ir más allá de los pensamientos negativos, desactivando la mente de todo, a excepción de lo que está sucediendo en ese preciso momento. Liberar la mente de los pesares del pasado y las preocupaciones del futuro, permite centrarse sólo en el presente para lograr un mayor sentido de enfoque y conciencia de sí mismo. Cuando aparezcan los pensamientos no los juzgue, no los rechace, ni te aferres a ellos; sólo déjalos pasar sin permitir que te afecten.

El acto de meditación tiene dos componentes principales: respiración relajada y afirmaciones positiva de sí mismo.

* La respiración. En la meditación, los practicantes aprenden a centrarse sólo en su respiración y nada más, lo que ayuda el cuerpo y la mente a relajarse.

* Afirmación positiva. Mientras que el cuerpo está relajado y la mente está sólo concentrada en la respiración, las afirmaciones positivas pueden ser utilizadas para reemplazar los pensamientos antiguos de la negatividad y dudas de sí mismo. Una afirmación simple puede ser: “Yo soy digno”, “Yo si puedo”, “yo me respeto” repite una y otra vez en este estado de relajación, esto puede hacer maravillas para la autoconfianza y la autoestima positiva. Es importante recalcar que todo hábito se forma después de veintiún días, ya que según los expertos después de este tiempo una acción sé automática y sin esfuerzo.

Como puedes ver, lograr una autoestima positiva puede ayudar algo tan simple como las palabras y los pensamientos que pasan regularmente a través de tu conciencia. Si luchas con regularidad con los sentimientos de duda de ti mismo, y está buscando una manera de sustituir estos pensamientos por otros más productivos y de auto-afirmación, la meditación puede ser una gran herramienta.
Muchas gracias…
Evelyn Guerrero L.

//

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Técnicas para Mejorar la Autoestima y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.