Algunos Pasos para Subir la Autoestima

Para subir tú autoestima debes ser consciente que las ideas que te entrego debes ponerlas en práctica y aplicarlas a tu vida, pasó a paso iras mejorando siempre y cuando decidas cambiar tu actitud. No te puedes limitar a decir –tengo baja autoestima- y esperar que los demás te resuelvan el problema siendo comprensivos o amables contigo, no te puedes quedar encerrada en tu caparazón por temor a lo que digan las personas o sintiéndote poco atractiva.

Comienza a tomar medidas

Controla tus pensamientos: ¿Quién es el dueño de tu mente?  Tú verdad, por lo tanto el único dueño de tus pensamientos eres tú, estos no llegan a la mente porque nuestro cerebro les ordeno que estén allí o porque hayas nacido con ellos, tú inconscientemente o conscientemente los envías y no son la realidad, solo estamos hablando con nosotros mismos.

Nuestra mente jamás esta quieta, siempre tiene pensamientos a menos que practiques meditación y aprendas a silenciar tu mente. Para cambiar estos erróneos pensamientos te aconsejo que practiques este ejercicio; toma papel y lápiz haz una línea vertical por la mitad, en la columna izquierda escribe todo lo que tu crítico interior te ha dicho en estos últimos días,  repite el comentario e identifica su origen; una vez que lo hayas identificado  escribe a la derecha las cosas que has logrado, por pequeña que esta sea, servirá, porque anula la afirmación de tu critico interior; agrega más criticas repitiendo los pasos anteriores. Guarda las hojas para poder así consultarlos y agregar más comentarios negativos que te vengan a la mente, conforme te hagas conscientes de ellos descubrirás que poder identificar la fuente de estas afirmaciones eliminarás parte de su poder  mientras más trabajes en identificar esos comentarios dañinos, menos te afectarán. Cuando lleves tiempo desafiando y contradiciendo los comentarios de tu crítico interior, su poder e influencia se irán debilitando. 

Si te inhibes o retraes en una reunión social, rétate a tener un comportamiento opuesto: Suele suceder que una persona con baja autoestima se inhiba en una reunión social  porque este compartiendo con personas que no conocía, y  puede suceder que pienses: que no les agradaran mis comentarios, lo que diremos será poco interesante para ellos etcétera.

Busca un lugar donde relajarte durante unos 15 minutos y visualízate en una situación con otros y has algo que normalmente te daría vergüenza. Lo más fácil sería algo de lo que te haya avergonzado en el pasado como por ejemplo: decir “la cosa” equivocada. Tú creas la imagen mental, pero sin reaccionar avergonzado, siéntete natural y relajado incluso cuando otros te miren reprobándote por lo que has dicho, imagínate respondiendo cómodamente y di algo como “bueno, todo el mundo comete errores, supongo que este es el mío”. Práctica esta visualización hasta que los comentarios y acciones de los demás dejen de preocuparte y no te sientas incomodo en la situación imaginaria, práctica esta y otras circunstancias similares hasta que pierdas progresivamente la sensibilidad ante la opinión de otros. Tienes que enfocarte en ti mismo sonriendo y pensando que eres una persona sociable, agradable y simpática, no dejes que te invadan los nervios y utiliza un tono de voz suave mantén erguida la postura y verás como comenzará a fluir  una conversación con los demás.

Aceptar el propio cuerpo: Pocas mujeres creen tener buen aspecto y aceptar su cuerpo tal cuál es, nos encontramos muy altas, o muy bajas, gordas o flacas, imaginamos imperfecciones que no existen o exageramos esos detallitos que tenemos. Si pudiéramos aumentar nuestros ingresos de la misma forma en que encontramos defectos y puntos débiles, todos viviríamos en la abundancia.

¿Cómo de qué alto es demasiado alto? O ¿Cómo de qué bajo es demasiado bajo?  La palabra “demasiado”  significa que estamos cayendo en la comparación, no podemos ser demasiado nada a menos que nos comparemos con alguien. Palabras como “alto”, “bajo”, “hermoso” y “feo”; son únicamente palabras que usamos para comparar una cosa con otra y que cualquiera puede sentirse inferior si se compara con una top-model. Cada uno de nosotros somos únicos en nuestra forma física, imaginemos que todo el mundo fuera igual, nadie nos reconocería y nos perderíamos en la multitud, todos somos diferentes en nuestro aspecto externo, pero iguales interiormente.

Para sanar  tu autoestima debes poner en práctica las ideas y ejercicios que te entrego en este artículo, los resultados sólo dependerán de tu propio esfuerzo y constancia ¡tú decides!

Me gustaría que me dejaras tu comentario sobre este artículo que acabas de leer, Yo personalmente responderé tus preguntas y comentarios.

Gracias,

Evelyn Guerrero Laubscher

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Técnicas para Mejorar la Autoestima y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.